Crónicas General Mundotoro Noticias

Fortes conquista al pueblo

 Video de la corrida de Victorino Martín I PLAZA1 linea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Era una corrida para el pueblo. Y el pueblo respondió llenando en su mayoría las localidades de sol. El pueblo, en realidad, siempre responde. Otra cosa es la élite, que solo aparece en San Isidro. Medio aforo cubierto, el de las localidades donde el frío se soporta mejor y también las de precio más asequible, para ver una corrida de Victorino que enlotó toros finos, entipados, en hechuras, y dentro de su desigualdad de tipos, sin exageraciones. Los dos mejores astados del envío cayeron en la bolita de Fortes, que ganó crédito en el primer festejo del año en Las Ventas.

Por encima de la oreja que cortó y la que perdió con el acero, el malagueño enseñó ante la cátedra que su reclamo es algo más que el valor. Porque Fortes también sabe torear. Y además de exponerle a los toros, maneja las telas con cadencia y sentimiento. En los últimos años había dejado muestras de su evolución en plazas como Burgos o su Malagueta, pero quizá este Domingo de Ramos, por el escenario y por el encierro, y aún sin que el viento y la espada le dejaran terminar de redondear, haya la muestra más evidente de su crecimiento.

Primero empujó para delante con el capote al cárdeno claro que hizo tercero. Largo y fino. Estrecho de sienes y cornipaso. El toro humilló en la tela rosa y el torero se terminó estirando a la verónica y rematando el saludo con dos garbosas medias que provocaron la primera gran ovación del espectáculo. No hizo -como toda la corrida- una gran pelea en varas, pero a la muleta llegó con nobleza y son. La faena, sin tener la continuidad a cause del aire y del toro, al que a pesar de su calidad y buena condición Fortes no pudo terminar de apretar, tuvo cosas muy buenas.

Primero le prolongó el viaje por el pitón derecho, pero fue mediado el trasteo, cuando el malagueño cogió la zurda, por donde la faena adquirió muy buen nivel y entidad. Hubo una serie con la figura erguida, encajado, tirando del animal con suavidad, que fue una delicia. El público además valoró la actitud del torero durante toda la actuación, y después de una buena estocada le premió con la primera oreja del año en Las Ventas.

Recibió el toro una fuerte ovación en el arrastre como luego el sexto, alto, estrecho, de mazorca más ancha. Menos entipado. Fortes vio muy claro que el pitón del toro era el izquierdo y se puso a torear casi sin probaturas. El toro humilló, tuvo profundidad, y la faena tuvo más continuidad que su primera obra. Hubo dos series con la zurda, una al principio y otra en el epílogo, de muchos kilates. Pero con la plebe empujando, un rosario de pinchazos le dejaron sin oreja. Y sin Puerta Grande.

Esos fueron los toros de la corrida, porque al resto del encierro de Las Tiesas -el primero que se lidia en Madrid tras la muerte de su criador- le faltó poder y fuerza, y ese defecto impidió terminar desarrollar, por ejemplo, la pastueña condición del cuarto mientras que al resto le incitó a embestir a la defensiva. El Cid, sin opciones con el feble primero, que con otro hierro hubiera regresado a los corrales, consiguió algún muletazo de largo trazo sobre el pitón derecho en el cuarto, descritos con despaciosidad, cuando acertó a dejar la muleta en la cara del animal al tiempo que perdía pasos. Fueron momentos de un Cid reconocible en su historial con esta ganadería.

Pepe Moral, hizo un esfuerzo con el lote más desagradable. Porque su primero vino al paso, midiendo, y venciéndose por los dos pitones mientras el quinto, siempre engallado, lo desafió con la gaita levantada entre pase y pase. Aguantó las complicaciones de los dos toros el sevillano, cuya única mácula estuvo en el censurable manejo de la espada.

Hierro de Victorino Martín - España Plaza de toros de Las Ventas (Madrid). Media entrada.Tradicional corrida del Domingo de Ramos. Toros de Victorino Martín. desiguales de hechuras, en el tipo de su encaste, y de juego variado. Destacaron el tercero, noble y justo de empuje, y el sexto, con profundidad en su embestida. Más complicados los restantes. Los toros lucieron divisa negra en señal de luto por el fallecimiento de su propietario el pasado mes de Octubre. logo-mundotoro-fichas-crónicas
El Cid, silencio y silencio tras aviso.
Pepe Moral, silencio y silencio tras aviso.
Fortes, oreja y palmas.